ESTAMOS PUBLICANDO AHORA LOS RELATOS DE: GÉNERO: "LIBRE"; TEMA: "EMPECEMOS JUNTOS".

ÓRDEN DE PUBLICACIÓN EN EL LATERAL DEL BLOG. DISFRUTAD DE LA LECTURA, AMIGOS.


miércoles, 3 de junio de 2009

CARPE DIEM

Carpe diem, carpe diem, carpe… diem, aun resuenan esas palabras en mi mente, Es Keating en que susurra una y otra vez, -nos obligaron señor Keating, nos obligaron a firmar!- decia Todd Anderson con los ojos empañados en lágrimas y un sincero arrepentimiento…

Respiro hondo y recuerdo…

Mis ojos se posaron sobre el señor Keating, una media sonrisa apareció en su rostro, cuando el primero de los alumnos se puso de pie sobre su pupitre, -Oh capitán, mi capitán…, y uno tras otro, nos fuimos poniendo en pie… Por fin, éramos libres de una sociedad que los obligaba a tener unos valores:

“Tradición, Honor, Disciplina y Excelencia”.

En un momento, se rompieron esos falsos valores de un antiguo colegio Welton, para sucumbir al: “Travesura, Horror, Decadencia, Pereza”.

¿Crees que todo habría sido distinto si hubiéramos aprendido el valor de esas palabras antes?

En ese preciso momento, en el cual todos estábamos en pie, sobre nuestros pupitres, fuimos “capitanes de nuestra alma” como decía William Ernest Henley en INVICTUS uno de aquellos primeros poemas que leímos en la cueva india mientras “fabricábamos poesía”.

Todo paso muy rápido, el señor Keating nos dio las gracias y desapareció tras la puerta, nos miramos unos a otros subidos en aquellos pupitres, todos sonreíamos.

Aquella noche volvimos a la cueva inda en homenaje a Keating y a Neil, nos reunimos frente al fuego, nos dimos las manos, y comenzamos a reir.

Esa sería nuestra ultima visita a la cueva, esa seria la ultima reunión de “El club de los poetas muertos”

CAMINO

10 comentarios:

Hilda Breer dijo...

Muy melancolico el relato.....y bello.Estando en el internado de monjas...una vez olvide una tarea.La monjadirectora, una inglesa, por cierto,me dijo: "Hilda NO hay que olvidarse!"
Entonces no entendi....me parecio tonto......fué años después que compredi. Un comprómiso no debe olvidarse....disciplina no dbe olvidarse.

Marinel dijo...

Camino, aún me parece tener grabada en la retina esa fantástica película.
Triste, muy triste película también, pero llena de ideales, de sensibilidad, de camaradería...
Bonito relato.
Besos.

Pedro dijo...

A mí también me gustó mucho esa película, igual que tu relato, que me la ha traído a la mente.

Un saludo.

seo dijo...

gran pelicula.buen tema para tu relato

saludos

Leinad23 dijo...

me encantó que utilizarás está idea para tu relato, te felicito

Antiqva dijo...

Feliciades, amiga,me encanto esta evocacion de esa pelicula tan evocadora a su vez.

Un abrazo

CAMINO dijo...

supongo que marco una etapa en mi vida, justo ese momento, en el que tienes que decidir que hacer:

lo que "esta bien" o lo "que es correcto".

Aldhanax Swan dijo...

Gracias por recordarme esa película tan llena de enseñanzas y tan triste.
Pero rescato los ideales, la idenficación de cada uno, nuestros propios valores y no los que nos imponen.
Me encantó muy bonito.
Beso!!

MOMENTOS DE LA VIDA dijo...

Triste, melancólica y llena de sensibilidad, pero una gran película!! muy bello relato.
besos.

Calvarian dijo...

Un poco triste, melancólico y algo nostálgico por "los años que han pasado desde la película", caray que viejo soy leche...jeje. Pero interesante relato. felicidades
Besix