ESTAMOS PUBLICANDO AHORA LOS RELATOS DE: GÉNERO: "LIBRE"; TEMA: "EMPECEMOS JUNTOS".

ÓRDEN DE PUBLICACIÓN EN EL LATERAL DEL BLOG. DISFRUTAD DE LA LECTURA, AMIGOS.


domingo, 21 de junio de 2009

EL NUDO GORDIANO

Gordión(Frigia),333 a.c.

Calístenes, el historiador oficial de la expedición griega, se adelantó hacia el centro de la sala que habían habilitado el General Parmenión, y su hijo Filotas, para recibir a Alejandro y sus “compañeros” en la ciudad de Gordión. Clito el negro, visiblemente ebrio, quería oír de nuevo la historia del nudo gordiano. El monarca macedonio, que sentía cierta predilección por él, desde que salvara su vida en la batalla del río Gránico, dio su visto bueno.

-En el templo de Zeus de esta ciudad, supuestamente erigido por el rey Midas, cuyo aspecto ofende al mismo Dios al que pretende adorar, lleno de amuletos, reliquias, exvotos, vasijas de todo tipo, incluso miembros humanos depositados con la esperanza de acabar con dolores, y enfermedades de diversa etiología…

-Ve al grano…No te adornes…-Interrumpió Hefestión, con claros signos de estar tan borracho como los demás.

-Como iba diciendo…Dentro del templo se encuentra el carro del rey Midas, o del campesino Gordias, según otras fuentes. En ese carro, el yugo y el timón están unidos por una cuerda con un complicadísimo nudo. La leyenda dice que, quien lo desate, será el dueño de Asia, que supongo que es lo que os interesa oír ahora…

-Alejandro… Tienes que desatarlo. –Dijo Seleuco, buscando la mirada cómplice de Ptolomeo, Crátero y Pérdicas, y la desaprobación de Eumenes, canciller del líder macedonio, quien, en aquel momento, departía, al fondo de la sala, con un guerrero del norte, que se había unido a las tropas griegas en la batalla de Gránico, manteniéndose, aparentemente, al margen del espectáculo que los jóvenes, borrachos tras el festín, organizaban amparados en la breve disertación de Calístenes.

-Supongo que esto era inevitable. –Dijo Eumenes

-Tranquilo todo saldrá bien. Alejandro vencerá en esta nueva batalla- Sonrió el extranjero, intentando tranquilizar al preocupado Canciller.- Déjame a mi, saldrá del lío al que le están empujando. Jamás lograría desatar el nudo. Preséntame… haz que me oigan, el resto es cosa mía.

-¡Alejandro!, ¡Amigos míos! Quiero aprovechar esta reunión para presentaros al Noble Marcelus Calvarian, guerrero Kartaldas, quien se unió a nosotros en la batalla del río Gránico.
Clito el Negro, algo alterado, parecía estar viendo un fantasma…

-Es él… Es el hombre que me abrió camino hacia ti en Gránico.

-Perdonadle caballero. Está borracho. –Le interrumpió Alejandro- Siempre ha afirmado que el mérito de salvarme la vida se lo debía a un hombre con una espada centelleante, que emitía una luz verde, montado a lomos de un caballo igual que Bucéfalo.

-Se debe referir a mi espada Exkáldar, y a mi fiel compañero Bórtox. La espada es más larga y voluminosa que las vuestras, típica de mi tierra, quizá su brillo le deslumbrara. El caballo es negro y noble, pero no creo que llegue a la categoría, ni la estirpe de Bucéfalo. – Dijo con seguridad Calvarian, tomando el centro de la sala- Sólo mantuve a algunos persas…lejos de Clito. El mérito es suyo. A él debes tu vida.
-Alabo tu modestia extranjero. No discutiremos por eso, te lo agradezco igualmente. ¿Por qué te uniste a nosotros?

-Procedo del lejano reino Kartaldas, y me dirijo a Oriente. Creo que el camino más seguro es seguir a tu ejército.-Le Aduló-

-Es probable, aunque aún nos quedan batallas decisivas. El imperio Persa es grande y rico. Y su ejército poderoso.
-Estoy seguro que en pocos años llegareis con vuestras tropas a los confines del mundo. -Volvió a adularle-
Alejandro, bajo los efectos del vino aguado, pero muy especiado, que estaba ingiriendo, recién importado de Halicarnaso…

-Quizá, noble caballero…Y dado que según Clito, mi vida estuvo en tus manos, creo que te debo un favor…

-Corta el nudo con mi espada Exkáldar. –Dijo con decisión-

-¿Me ofendes? ¿Crees que no seré capaz de desatarlo? Admito que no se me había ocurrido semejante idea.

-Te seré sincero…No estoy seguro. Pero ante la expectación que ha levantado tu visita al templo…Mejor asegurarse de acabar con esa leyenda, y así convertirte por derecho propio, en el amo de Asia.

Alejandro intentaba pensar, bajo la neblina de alcohol que le provocaba el vino. La proposición del extranjero era inteligente, y, debía un favor a quien, supuestamente, le había salvado la vida.

-Acepto. Noble Calvarian- Zanjó Alejandro brindando al aire.

A la mañana siguiente, ante una multitud enfervorizada, Alejandro, junto a Hefestión, flanqueado por Seleuco, Ptolomeo, Crátero y Pérdicas, bajo la atenta mirada de Parmenión y Filotas, se entretuvo unos instantes admirando el complicado nudo, antes de elevar al cielo la fantástica espada Exkáldar, cuyo pomo brillaba con una ligera luz verde, y cortarlo de un solo tajo, ante los vítores de la multitud que abarrotaba el templo, y sus alrededores.
En una esquina de la sala, ocultos al público…

-Era otra parte de mi destino que debía cumplir. Mi presencia debe permanecer oculta a la historia. Recordad, yo nunca cabalgué junto a Alejandro. – Dijo Calvarian

-Jamás estuviste en este tiempo. –Dijo Eumenes, mientras Calístenes asentía, y sellaba, con ambos, un pacto de eterno silencio.

Calvarian

12 comentarios:

Insthar dijo...

Ya sabia yo que Calvarian habia sido decidivo pra la historia...jeje.
Me ha gustado mucho.Y sobre todo el juego con la historia. Hasta al gran alejandro , le dejaste claro quein mandaba....jajaa
UN beso

Autores Reunidos dijo...

Nuestro amigo Calvarian, protagonista de un buen momento de la historia. Elegiste sabiamente (frase lapidaria de "La última cruzada") jeje.
Gracias por tu magnífico texto.
Un beso, cielo.
Natacha.

Menda dijo...

Genial!!!! No podía ser menos, viniendo de quién viene......

Ana dijo...

Muy bueno...
Muchos besos.

Calvarian dijo...

Insthar.- Fue un placer cabalgar junto a Alejandro...pero no se lo digas a nadie.
Besix

Natacha.-Gracias y mis respetos a Palacio. Besix

Menda.- GRacias guapix.

Ana.- Gracias Besix

Marinel dijo...

No si no me extraña nada que este guerrero de afilada espada, estuviese presente en tan magnánimo acto histórico...
Muy bueno,Calvarian.
Estos relatos tuyos despiertan del letargo,sin duda.
Tu presencia intuida,ya es sabida y certera,jajaja
Besos.

Calvarian dijo...

Marinel.- Fue cuestión de meterme donde no me llamaban jejeje. Pensé en la historia-leyenda del nudo gordiano y leches!!! aparecía allí. Lo que pasa que ahora lo saben algunos más jeje
Besix

lelo dijo...

¡Anda, que no vuelas alto ni ná..!¡Digo...codearse nada más y nada menos, que con los mas feroces guerreros...! cualquiera se fia de plantarte cara.Jejeje. ERES GENIAL.
Me ha gustado mucho.
Un abrazoooo...!!

Soñadora dijo...

Mira que era en verdad famosa la espada Exkáldar! Guardaremos el secreto.
Felicitaciones, me encanta cómo jugaste con la historia.
Besitos,

Carmina dijo...

muy bueno, Calvarian hijo si no llega a ser por ti Alejandro no hubiera sido el amo Asia, tuviste su vida en su mano...

Pedro dijo...

Sencillamente genial. Menos mal que al final todo se sabe, y gracias a ti la historia vuelve a recuperar a otro de sus personajes decisivos.
Alabo tu imaginación y tu frescura a la hora de escribir.

Un abrazo.

Calvarian dijo...

Lelo.- Digamos que hay muchas cosas que desconoces de mis hazañas...Besix y gracix

Soñadora.- Siempre quise escribir relatos históricos...pero nunca me vi capaz...hasta ahora. Besix

Carmina.-Soy un héroe modesto jeje. Salí por la puerta de atrás...para él la gloria. Para mi mi destino jeje
Besix

Pedro.- Gracias amigo. A veces la imaginación nos lleva muy lejos ¿Verdad?