ESTAMOS PUBLICANDO AHORA LOS RELATOS DE: GÉNERO: "LIBRE"; TEMA: "EMPECEMOS JUNTOS".

ÓRDEN DE PUBLICACIÓN EN EL LATERAL DEL BLOG. DISFRUTAD DE LA LECTURA, AMIGOS.


viernes, 5 de junio de 2009

CAFÉ DE PRINCESAS


Estaba sola en mi castillo de cuento de hadas, harta de la monotonía del día a día. Me preguntaba cómo le iría a mis reinas vecinas de otros cuentos de hadas, así que me decidí a escribirles y estas fueron sus respuestas:

Bella durmiente

Querida Cenicienta me alegro de tener noticias tuyas, no sabes lo aburrida que estoy en este castillo. Mi príncipe se convirtió en rey, con todo lo que eso conlleva, volverse aburrido y preocuparse de su reino y poco más.. Cuando me ve triste me compra una joya y cree que con eso se puede arreglar todo, yo que me arreglo con tan poco..

Espero que un día podamos tomarnos un café.

Tu amiga Bella durmiente.

Blancanieves

Querida Cenicienta, me haces feliz al recibir noticias tuyas, pues últimamente estoy algo agotada del trajín de la corte, yo que estoy acostumbrada a vivir en el campo con los siete enanitos. Me visitan de vez en cuando pero no es suficiente. Encima me ponen tartas de manzana a todas horas ¿que creen que porque aquella vez no me pude resistir a aquella manzana, tengo que comerla a todas horas?

A ver cuando nos tomamos un café pero por favor no pongas tarta de manzana.

Tu amiga Blancanieves

Después de leer sus cartas concerté con ambas un café en mi castillo, para mi sería una alegría compartir unos momentos con ellas, nadie como ellas para comprenderme. Y llegó el día...

—Hola queridas mías, pasad y poneros cómodas. Por vuestras cartas me dejásteis preocupada, no os veo muy felices con vuestros reyes y bueno yo tampoco estoy tan feliz, pues la carroza se volvió calabaza, el vestido de noche un harapo y el príncipe se convirtió en rey, preso de sus quehaceres diarios no pasa tiempo conmigo. ¿Cómo voy a tener un hijo así?

—El mío también me tiene aburrida, no para de leerme sus absurdos discursos, que el no lo sabe, pero nadie le escucha, todos se duermen con ellos, hasta yo. Como no hice una siestecita larga en su día… Tampoco tenemos hijos porque no hace más que hablar y hablar —dijo Bella durmiente.

—Queridas yo echo de menos el campo, las flores silvestres... La corte me agobia y este marido mío no le gustan más que los bailes, creo que está liado hasta con alguna cortesana.

—¿Qué puedo hacer? —dijo Blancanieves.

Empecé a darle vueltas a la cabeza y pensé que ya esta bien de tener que aparentar una felicidad que no hay. ¿No ha cambiado tanto el mundo fuera de los cuentos de hadas? O eso dicen… Así que les dije:

—Queridas, escapémonos, nada de reyes, castillos, cortes, nos vamos a la casa de los siete enanitos, seguro que les damos una alegría. Nos hacemos un cambio de imagen, falsificamos documentos, buscamos trabajo y les pagamos un alquiler a los siete enanitos y con el tiempo nos buscamos nuestra propia cabaña, sólo para las tres, sin hombres que sólo que traen que problemas.

Las dos exclamaron a la vez ¡si, si! Y así acabó la historia, tres mujeres independientes, felices por ello, eso si no comieron perdices, estaban empachadas de tantas que comieron en su día…

Esther.

10 comentarios:

$. M. K. dijo...

Bravo, bravo!! Me ha gustado mucho este cuento, muy simpático XD

Hay que ver como cambia el cuento jejje

Pedro dijo...

Jajaja, magnífico, esto no es un cuento, es tan real como la vida misma (o tan irreal).
Siempre tuve curiosidad por saber lo que pasaría después de las perdices, ahora ya lo tengo más claro. Gracias.

Un beso.

Ruth dijo...

Genial, me ha encantadado!!!

Refleja muy bien la situación de nuestros días con ese toque de humor que se hace indispensable para aderezar nuestra vidas.

Saludos.

Aldhanax Swan dijo...

Qué buena historia!! No siempre se es feliz con aquello que uno sueña, a veces lo cotidiano nos sorprende.
Me encantó!!!
Besos

Leinad23 dijo...

jajaja, sorprendente, y estoy totalmente de acuerdo con pedro

isis de la noche dijo...

jaja..

¡cómo me has hecho reír mi querida Esther!!!

'Princesas rebeldes'

sería mi título alternativo

jaja..

La vida es muy corta y el mundo demasiado emocionante.. ¿no???

besos!!!

Esther dijo...

gracias por leerlo me alegro que os haya gustado, pretendía eso sacar alguna que otra sonrisa con el cuento, yo misma me divertí mucho escribiéndolo.

Aún sigo algo desconectada de blogger por lo de mi padre, sigue en el hospital, espero en dos tres semanas estar más activa por aqui y poder disfrutar de todos vuestros relatos, que son magníficos. Besitos a todos.

Carmina dijo...

ains que bueno chiquilla, me he reido y es que los cuentos de hadas no existen menos mal que alguien lo ha apuntado.

Marinel dijo...

Mi querida Esther, encantador relato con el que me lo he pasado francamente bien.
Eres auténtica,chiquilla.
Besos.

Calvarian dijo...

jejeje. Muy bueno el toque feminista y reivindicativo de las princesas...
Bésix