ESTAMOS PUBLICANDO AHORA LOS RELATOS DE: GÉNERO: "LIBRE"; TEMA: "EMPECEMOS JUNTOS".

ÓRDEN DE PUBLICACIÓN EN EL LATERAL DEL BLOG. DISFRUTAD DE LA LECTURA, AMIGOS.


domingo, 25 de enero de 2009

BLANCA Y ARRUGADA NOCHEBUENA

Estoy en esta cama; flotante y acomodada. En medio del profundo sueño en el que me encuentro, escucho de lejos el villancico del canto de los niños. Se que la nieve que cae es tan blanca como mis canas y si estuviese fuera, la brisa cortaría aun más mi piel vieja y arrugada. El ángel me ha dicho, ésta es mi última nochebuena. Anhelo el momento en el que pueda descansar y estar sobre una nube junto a ellos. En medio de un camino de rosas, tigres y querubines; regreso 76 años a mi infancia.

La magia de la navidad está en la puerta; mi amoroso padre dice que ni mi hermana, ni yo, podemos acercarnos al pesebre, el niño está naciendo en medio de un destello de luces y estrellas de dulces y diferentes olores. Ha leído nuestra carta con la huella inocente que deja el aprendizaje de la gramática y la caligrafía. Traerá los regalos que merecen las niñas buenas. Pasó la media noche; ansiosamente corremos hasta el pesebre. Tenemos nuevos juguetes. En el cielo se ven ruidosas chispitas de colores. Todos nos besamos y abrazamos; nuestros padres y vecinos se estrechan con fuerte afecto la mano. Dicen: pronto reunidos, los estábamos esperando.

Mi madre sonríe y dice que antes de jugar con los regalos, debemos darle al niño la bienvenida. Su cálida voz; acompañada de campanas y coros celestiales, entona suavemente el villancico que ahora escucho de boca de los extraños niños:
“amada abuela; ahora duerme en paz y sueña para siempre…”.





Yinna Rincón.

8 comentarios:

Autores Reunidos dijo...

Los sentimientos familiare son, sin duda, los más hermosos si fueron buenos...
Gracias por estas lindas líneas, amiga.
Natacha.

Esther dijo...

un relato muy tierno y un final feliz con un bonito sueño en su mente...besos

Pedro dijo...

Conmovedor de verdad. Un hermoso homenaje a las personas que ya nos dejaron y sembraron una imborrable huella en nuestro corazón.

Besos.

Marinel dijo...

Los buenos recuerdos nunca mueren, se quedan agazapados y prestos a salir de nuestros sueños cuando el corazón nos lo pide...
Muy emotivo y bonito.
Besos.

Inés Bohórquez dijo...

La muerte es un renacimiento, por lo menos es la mejor forma de verla para mi.
Poder disfrutar de los recuerdos y saber que son nuestras tantas experiencias.
Un sueño sereno ...
un abrazo!

Maria Rosa dijo...

Hermoso sueño para partir junto a él.
BESOS

Yinna Rincón dijo...

Hermosos.... gracias por los comentarios..

Calvarian dijo...

Precioso...

Besix