ESTAMOS PUBLICANDO AHORA LOS RELATOS DE: GÉNERO: "LIBRE"; TEMA: "EMPECEMOS JUNTOS".

ÓRDEN DE PUBLICACIÓN EN EL LATERAL DEL BLOG. DISFRUTAD DE LA LECTURA, AMIGOS.


sábado, 31 de enero de 2009

MÁS QUE UN SUEÑO


Era invierno y ella dormía. Al despuntar el alba abrió sus ojos feliz y dichosa porque le esperaba un gran día. Mientas lavaba su cara el agua estaba particularmente tibia, se asomó por la ventana y era inverosímil que estuviera tan tibia ya que afuera nevaba y la nieve todo lo cubría.

Era extraño pero no sentía frío, más bien parecía que era un amanecer de un verano fresco de tiempos pasados, de su infancia olvidada.

Se vistió, tenía muchas cosas que hacer, y hoy era sin lugar a dudas un día muy especial. En su corazón y en su mente solo había lugar para la emoción y la alegría ya que su hermana, su único familiar se casaría. Después de tanto esperar al fin había llegado ese gran día. Ella tenía que decorar el salón con Tulipanes y Margaritas, y había hecho con sus propias manos toda la lencería.

Así que se dispuso a salir para recoger las flores en la caminería.

Mientras caminaba, veía la maravilla de ese tan bello día. Un sol tibio con un brillo especial un color singular un dorado especial que solo le calentaba. Sentía como el aire entibiaba sus mejillas coloreando de rosado su tez tan blanca. Y recordó su vida, recordó su infancia y aunque casi no recordaba a sus padres se sentía muy agradecida.

Y es que era inmensamente feliz, le debía tanto a su hermana, Rally; su hermana quería. Cuanto amor de solo pensar en ella su corazón mas palpitaba.

Pensando en su vida y lo feliz que se sentía desvió su camino y no le importó, era muy temprano y de inmediato regresaría.

Disfruta de esa mañana de invierno que se sentía tibia. Era tan dichosa y afortunada porque Rally le había dejado decorar el salón para su boda.

Le debía tanto, le debía todo hasta había ganado peso luego que conoció a su cuñado y eso era porque gustoso le había empleado en la vieja panadería.

Aunque solo daban unas pocas monedas eso era suficiente para ella y eso lo agradecía, trabajando mucho, ayudando todo el día.

Su cuñado, era muy bondadoso muy cariñoso y amaba profundamente a Sally y eso era suficiente para ella. EL era sin lugar a dudas ese hermano que jamás tendría.

Caminando y caminando llegó a la vieja Capilla y pensó que era una buena señal. Debía agradecer a Dios por tanta dicha.

Entró y sigilosa se sentó a orar y al cerrar los ojos se dispuso a descansar. Había caminado mucho, tanto que salió del pueblo así que solo descansaría por un momento. Mientras oraba vio todo lo que quería, por su mente pasaron las mejores cosas que había hecho toda su vida. De pronto comenzó a sentir que sudaba y como estaba tan cansada se recostó quedándose dormida. Sentía calor, qué maravilla poder sudar sabiendo que hay tanta neblina.

Y soñó una nueva vida junto a su familia, soñó que era otra y realizaba todo lo que quería. Se vio feliz junto a un hombre que le amaba, vio a sus hijos que felices le abrazaban. Y su madre se acercaba llenándola mas de amor ese que tanto deseaba.

Siguió entonces soñando en esa pequeña Capilla como sus sueños se realizaban y lo bien que se sentía. Luego de un rato despertó de aquella hermosa vida, debía regresar y salió de la Capilla.

Sentía calor y se quitó el abrigo que la protegía, comenzó a caminar bajando la colina. Recogió las flores, debía llevarlas pero ya anochecía.

La noche comenzó ahora a tapar el día, caminó mas rápido y llegó al pueblo rebosante de alegría. La noche cálida, con un cielo estrellado, todo tranquilo, todo callado.

Llegó al salón donde todos se reunían era un gran día, era el mejor día. Caminó hasta el centro del salón mientras su hermana la veía complacida. Se acercó para darle las flores cuando vió que estas se disolvían. Había mucha gente, todo el pueblo estaba y aquel calor tibio de todo el día ahora le sofocaba.

Había una pequeña fogata que todo lo calentaba y mientras comprendía recordó lo que soñaba y de nuevo aquella dicha le invadía la mirada. Caminó hacia el fuego y mientras se acercaba mas calor sentía y más sudaba. Ese calor, esa flama era como un imán para su alma. Se acercó cada vez mas y entonces vio su cara, vio su cuerpo que entre llamas se quemaba.

Y comprendió todo y supo así lo que pasaba. Veía su cuerpo arder con hermosas llamaradas, fascinada por el brillo mas se acercaba.

Y allí en medio de la sala mientras se desvanecía, agradeció ese día y lo feliz que se sentía. Todo había sido un sueño, un bello sueño el mejor de todos los días.

Y comprendió el amo mientras desaparecía.

Había sido su mejor sueño, soñó que estaba viva…

Inés Bohórquez

19 comentarios:

Luismi dijo...

Y la vida es sueño, y los sueños, sueños son :)

muy bonito relato, me ha relajado mucho :)

Marinel dijo...

Un sueño perdido entre caminos,tulipanes y margaritas.Un sueño caluroso porque el amor anidaba en el.
Un sueño vivificador al fin.
Bonito sueño.
Besos.

isis de la noche dijo...

¿Cómo será soñar eso???

creo que esta noche lo comprobaré ;)

besos

Pedro dijo...

Me dejas sin palabras, Inés. Un relato divino, con todo lo que esa palabra conlleva. Y además escrito en ese tono poética que tanto me cautiva.
Me descubro ante ti, amiga.

Un beso.

Antiqva dijo...

Amiga, quede estremecido... Alguien que sueña que es niño... Alguien que sueña que todavía está vivo...

Y uno estremecido.

Un abrazo, amiga

Hiletrados Creativos dijo...

Buena historia, felicidades. A mí también me relajó.

Autores Reunidos dijo...

Qué bonita historia Inés... me dejaste sin palabras...
Soñar que se está vivo... y nosotros soñando con otras cosas...Cuando tenemos lo más hermoso que es la vida.
Gracias por este maravilloso ratito de lectura.
Un beso, linda
Natacha.

Calvarian dijo...

Dichoso aquel que cosigue que su vida sea el mejor de los sueños.

Besix

Inés Bohórquez dijo...

Qué bueno que les gusto, este es un sueño hecho realidad!

un abrazo a todos!

Esther dijo...

Aunque llego tarde a leerlo,he estado unos días más liada.. me ha gustado mucho el relato y como bien apuntan lo más bonito es soñar que estás vivo..Un beso

@Patrulich dijo...

Muy poético, Inés!

Lleno de dulzura que infunde paz...

Un beso!

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.