ESTAMOS PUBLICANDO AHORA LOS RELATOS DE: GÉNERO: "LIBRE"; TEMA: "EMPECEMOS JUNTOS".

ÓRDEN DE PUBLICACIÓN EN EL LATERAL DEL BLOG. DISFRUTAD DE LA LECTURA, AMIGOS.


viernes, 2 de octubre de 2009

LA CARTOMÁNTICA

Las cartas produjeron un sonido susurrante al rozar con la superficie de la mesa. La mujer sintió en su cuerpo esa música tranquilizante, le recordaba su poder sobre mucha gente. Greñas blancas cubrían sus ojos, dándole aspecto de cachorro hambriento y feroz. Frente a ella estaba un hombre, tan viejo como ella. El individuo la miraba con temor reverente, la cartomántica se lo había implantado con trabajo cuidadoso de años. La receta fue sencilla: aterrorizarlo con una predicción espantosa y asegurarle la evitaría con sus hechizos.


Fuera de la habitación esperaban otros consultantes. En la última predicción había vaticinado una desventura impenetrable, una tragedia incomprensible. Todos resultarían afectados, había dicho, y angustiados se preguntaban por qué. Estaban allí repletos de frágil esperanza, no estaban seguros sí la mujer podría esta vez alejar el mal. Siempre lo había hecho, desde considerables años atrás. Cuando ocurrieron cosas funestas, no pronosticadas por ella, su explicación siempre fue la misma:

—Lanzaron un mal. Sé quiénes fueron, no puedo decirlo, es gente conocida, está prohibido nombrarlos —y lo decía en tono bajo, mirando hacia los lados con ojos perrunos.

—Dame el dinero —dijo en ese momento al hombre frente a ella— debo comprar objetos mágicos y hacer sacrificios cada noche,… ¡No hables con nadie! ¿Qué dicen los demás? —preguntó, imitando el tono de voz de las pitonisas en la TV.

—Están asustados —contestó el hombre, frotándose los dedos con gestos nerviosos— les preocupa lo costoso de las cosas. Están pidiendo un milagro, algo que lo evite sin que nos cueste el dinero de la comida.

—La desgracia ocurrirá si no hacen lo que digo, —insistió molesta y comenzó a barajar las cartas con destreza, — mira, mira, aquí se verá —y lanzó tres cartas para reforzar sus palabras. Entonces dio un gemido cuando las miró.

— ¿Qué pasa? —preguntó muy asustado el viejo.
— ¿Qué es esto? ¿Qué será? —dijo la mujer en voz baja, irguiendo el cuerpo como para alejarse de las barajas.

El hombre frunció el ceño y la duda que siempre estuvo en su conciencia se asomó con fuerza.
— ¿Qué será?... —pensó— nunca había dicho eso, ¿en verdad sabrá de esto?
En ese instante el techo crujió y un trozo cayó en la cabeza de la pitonisa. La mujer murió sin producir algún sonido.

Un año después, viendo el futuro con optimismo, todos decían aliviados:

—Ella hizo el milagro. Nada nos pasó y salió gratis.


Joseín Moros

9 comentarios:

Pedro dijo...

Bonito final; no se merecía otro semejante alimaña. Y lo peor es que esas cosas pasan en la realidad.
Me ha gustado la historia.

Abrazos.

Marinel dijo...

Cosas estas,que ocurren en esta realidad necesitada que vivimos y que muchos saben sacarle partido.
No hay mal que por bien no venga,se dice refraneramente hablando...¿no?
Un beso.

Anónimo dijo...

La historia es la relidad de mucha gente, pero lo importante estar claro en las cosas que relizamos, lo dejamos a la voluntad de dios y siempre hacer el bien no mirando a quién, te deseo el mejor de los exitos me siento contenta y orgullosa con sus escritos y dibujos dios te bendiga.

Ana Mejias dijo...

La historia es la relidad de mucha gente, pero lo importante estar claro en las cosas que relizamos, lo dejamos a la voluntad de dios y siempre hacer el bien no mirando a quién, te deseo el mejor de los exitos me siento contenta y orgullosa con sus escritos y dibujos dios te bendiga.

2 de octubre de 2009 20:39

Mery Larrinua dijo...

Muy bueno, no me esperaba el final. besitos mery

Autores Reunidos dijo...

La magia hizo justicia en esta ocasión, jaja.
Un buen final, amigo
Gracias por tus letras.
Un beso
Natacha

Joseín Moros dijo...

Muchas gracias a todos por sus palabras, es un gran incentivo.
Mis mejores deseos para todos

Aldhanax Swan dijo...

Un dejo de realidad de lo que pasa a diario, muy buen relato.
Besitos.

Calvarian dijo...

Final catastrófico para la pitonisa. Lo vería???
Abrazox