ESTAMOS PUBLICANDO AHORA LOS RELATOS DE: GÉNERO: "LIBRE"; TEMA: "EMPECEMOS JUNTOS".

ÓRDEN DE PUBLICACIÓN EN EL LATERAL DEL BLOG. DISFRUTAD DE LA LECTURA, AMIGOS.


domingo, 7 de diciembre de 2008

CONMIGO MISMA


Estaba arrinconada en mi habitación llorando,pues me sentía impotente ya que mi padre me había reñido por algo que no había hecho.

No sé como pero mi hermana se las apañaba para que todas las culpas cayeran sobre mi y yo me llevaba todos los castigos injustamente. Era la segunda de tres hermanos y me sentía fuera de lugar, como la menos querida. No tenía consuelo y nadie venía siquiera a ver que pasaba, estaba sola en este mundo.

De repente oigo:

—¡Ay para!

Me sobresalté, se supone que estaba sola y oía una voz, una voz que no sabia de donde venía. El corazón me iba a mil por hora, estaba asustada, mis ojos barrían la habitación sin encontrar a nadie. Pero esa voz volvía a aparecer:

—Soy yo tu sombra, el reflejo de tu alma y con tus lágrimas me estabas mojando, niña por favor deja de llorar.

Me encogí, no podía ser, ¡mi sombra hablaba! Por una parte me asustaba, pero por otra el tono de la voz me tranquilizaba y me resultaba familiar. Era una sensación extraña como si le conociera de algo y me diera confianza para contarle lo que me pasaba.

Abrí mi corazón como nunca y le conté lo sola que me sentía en este mundo,nadie me quería y eso era triste. Le noté un tono en su respuesta afligido, pero a la vez firme, diciendo:

—Niña hay alguien que te quiere como nadie te querrá, tú misma, tu propia alma. Ella siempre te acompañará para que no estés sola y saques fuerzas de flaqueza en la adversidad. Lo más importante es quererse a uno mismo, cuando tú te quieras y los demás te vean segura de ti misma, aprenderán a quererte.

Sabía que tenía razón, yo no me valoraba y a lo mejor esa imagen se reflejaba al resto negativamente y eso provocaba que no me quisieran.

—Sombra tienes razón, a partir de ahora me querré más a mi misma y sentiré la compañía de mi alma para aplacar la soledad, la tenía olvidada.

A partir de ese día todos la valoraban, la respetaban. Salió de su habitación con un paso firme, su mirada era diferente y ni se atrevieron a decirle que seguía castigada. De vez en cuando buscaba su sombra, su alma, su mejor amiga.

Esther

15 comentarios:

Maria Rosa dijo...

El problema de ser el hijo del medio, a si dicen siempre los que son tres hermanos,

PERO YA VES EL ENCUENTRO CON EL ALMA HA VALORIZADO LA FIGURA EXCLUYENTE Y MEJORÓ SU IMAGEN,
BUEN RELATO
María Rosa

Pedro dijo...

Un mensaje esperanzador. Sólo tenemos que mirar un poquito para adentro para cambiar primero nosotros mismos, y después el mundo que nos rodea.
Bonito relato, y muy sabio.
Besos.

isis de la noche dijo...

Habrá que cosernos la sombra, como el Peter Pan.. Pues a veces nos olvidamos de vernos a nosotros mismos ;)

Besos..

Autores Reunidos dijo...

Esther, es importante aprender a hablar con uno mismo. Cuando crees que nadie te quiere, y lo sientes así, es mejor que al menos tu misma te consueles. Aprender a ser fuerte. Aunque es dura la experiencia, al final, como bien dices, sale para fuera y algo recoges...
Un bonito y triste relato.
Gracias por este texto, amiga querida.
Natacha.

Esther dijo...

María rosa si ella no se valoraba casi hasta ese momento que se encontró con si misma a través de la sombra.. Un saludo :)

Pedro si es lo que he querido transmitir que a veces tenemos que conocernos más nosotros mismos y hablar con nuestro yo interior para poder enfrentarnos mejor al mundo..besos.

Isis de la noche buena sugerencia a ver si así funciona y no nos olvidamos :) besos.

Natachaes un relato algo triste sí por como se siente ella pero el final es esperanzador para ella y para todo aquel que lo lea que se identifique con ella..besitos .

Inés Bohórquez dijo...

Vernos en ese espejo ese que muchas veces ocultamos dentro de las sombras sabes, como para no conocernos realmente.

Muchas veces no solo nos arrinconamos por lo que otros nos hacen sino también por tanto que nos hacemos nosotros mismos.

Es lindo tu relato y muy positivo me encantó escuchar esa pequeña voz diciendo algo tan cierto.

A veces una voz desde adentro nos grita pero insistimos en no escucharla.

un abrazo y muchas bendiciones para todos...

Leznari dijo...

Como me ha gustado Esther,al principio ..uyyy creía que estabas contando mi vida, más tarde vi que no...pero me ha pasado como a la niña del post, se asusté, lo único que a ella le habló su sombra y a mi...no.
Un besito.
LEZ

@Patrulich dijo...

Bien dicho, Esther!
Partir del amor por uno mismo, que es el primero que deberá existir... todo lo demás se da solito.

Un besito, linda amiga.

Esther dijo...

Inés gracias es verdad es importante oir la voz que llevamos dentro.. besos

Leznari me imagino que a ti te hablaría tu voz interior y espero que te ayudara.. besos

Patrulich es asi si nosotros mismos nos valoramos es más facil que nos valore el resto.. besitos guapa.

Marinel dijo...

Muy bien escrito,Esther.
El problema de los del medio...según dicen,pues yo soy la pequeña y no lo sé...
Siempre nos tenemos a nosotros mismos dispuestos a escucharnos.Siempre tenemos al alma preparada...
Y por supuesto es fundamental valorarse,claro que sí.
Bonito cuento,Esther.
Besos.

Oscar García dijo...

Es una historia que todos deberíamos aprender y aplicarnos a nosotros mismos.
Besos

Esther dijo...

Marinel yo tampoco se lo que se siente siendo la hija de en medio porque soy la primera y la ultima.. jaja ,pero creo que si se deben sentir a veces asi...besitos.

Oscar es verdad y más cuando estemos de bajón moral debíamos pensar en ella y animarnos.. besos

Mar dijo...

Me ha sonado a una canalización en toda regla.

Genial!!

Si aprendemos ha estar con nosotros mismos nunca estaremos solos, todos hemos hablado con nuestra "sombra" alguna vez...

Besitossssssss

AHEO dijo...

Estar con uno mism@ siempre te abre la oportunidad de charlar con el corazón...
Bonito texto.
Haydeé

Autores Reunidos dijo...

Querida Esther.

Hermoso y triste a la vez. Pero también, desde la sencillez de tus palabras y argumento, creo que descubres la mayor y más importante cercanía: uno mismo.

Y es algo que a veces pienso que debería sucederse mucho más a menudo, y no solamente en tiempos de crisis, sino en todo momento está la oportunidad de aprender de uno, que es descubrirse, en sol o sombra ser siempre así...

Un gran beso, cielo.

Emig