ESTAMOS PUBLICANDO AHORA LOS RELATOS DE: GÉNERO: "LIBRE"; TEMA: "EMPECEMOS JUNTOS".

ÓRDEN DE PUBLICACIÓN EN EL LATERAL DEL BLOG. DISFRUTAD DE LA LECTURA, AMIGOS.


viernes, 13 de noviembre de 2009

LA SOMBRA

Un explorador decidió un día ir a la selva para, como dice su oficio, explorar.

Éste se llamaba Philip. Era famoso por sus reportajes, sobre todo tipo de lugares, hasta en Egipto era famoso.
Cuando estuvo éste en la selva junto con su grupo se separó de ellos y llegó a una extensa llanura. Ese lugar era extraño pues estaba repleto de gigantescos huesos de todo tipo de animales. Parecían incluso huesos de dinosaurios. Entonces recordó una historia selvática sobre un lugar sagrado en una llanura llena de arena en la que había millones de huesos gigantescos y en la que no se debía entrar bajo ningún concepto por que caería sobre esa persona una maldición que lo mataría finalmente.

Pero Philip hizo caso omiso de aquella historia pues se dijo:

- Las historias son historias. Nunca existieron y solo son invenciones para asustar a los niños.
Se adentró en la llanura y, de pronto, apareció un rinoceronte que intento envestir contra él, pero Philip usó su cuchillo y se lo clavó en el cuello; el animal murió tras unos segundos después de clavárselo.

Una mujer muy bella cuyo vestido era del color de las plumas de un pavo real apareció y se acercó a él:

- Has cometido un grave error tras haber entrado en este territorio sagrado de los animales y haber matado a uno de ellos.

La mujer se acercó al rinoceronte, lo tocó y... sorpresa, el rinoceronte volvió a la vida. Luego se acercó a Philip y metió la mano en el interior de su cuerpo. Sacó una extraña sombra pero con vida cuya textura se parecía a la del petróleo.

- Humano, te condeno a una vida de inquietud por esta sombra. Será mejor que corras aunque nunca estarás a salvo de ella.

Una inquietud se apoderó de Philip así que corrió y corrió pero la sombra le seguía hasta que consiguió despistarla.

Se fue directo al río pero la sombra estaba delante de él y le impedía el paso. Salió corriendo dejando tras él a su grupo. Su grupo no supo que le sucedía pero lo comprendieron al ver esa extraña sombra que le seguía. Fueron tras él para ayudarle pero el corría y corría y nunca lo alcanzaban.

Philip llegó a pueblo y subió al lugar más alto del pueblo, la torre del campanario. Cerró todas las puertas que había tras él con llave.

Pero no hubo de hacer eso pues la sombra podía ir por cualquier lugar, incluyendo una pared.

Philip, ya casi loco, intentó abrir las puertas con la llave pero la sombra era más rápida que él. La sombra entró en su interior y Philip sintió unos grandes dolores en su estómago. La sombra le devoraba el estómago poco a poco y luego el corazón hasta que desapareció por completo.

NO IGNORÉIS NUNCA LAS HISTORIAS POR SI ACASO RESULTAN CIERTAS

Rocío.

11 comentarios:

Pedro dijo...

Uffff, vaya mala leche que tenía la de las plumas, aunque supongo que Philip se lo buscó él solito, por imprudente.
Es lo que tienen las antiguas leyendas: nunca se sabe...

Bonita historia.

Un beso.

Bluesnight dijo...

Es un cuento realmente hermoso. Aun con el trasfondo del "miedo", nos deja un mensaje que no debemos de obviar: "Jamás hacer a otro lo que no quisiéramos para nosotros mismos, en fin, respetar al prójimo".

Me ha gustado, realmente, mucho.

Felicidades Rocío.

Calvarian dijo...

Caray...que angustia chiqui. Acabo de volver del gimnasio y entre la carrera en la cinta y la de Philip me has dejado agotadito del todo jejeje
Las sombras...tenemos estas cosas. Un bésix de una sombra triste. Luis

Leinad24 dijo...

Uf!!! pues ni de mi propia sombra me fió yo. Increible relato cargado de tensión, e increible moraleja.
Un beso

Aldhanax Swan dijo...

Rocío! qué angustia me dio tu relato.
Magnifico!! Me pongo de pie para aplaudir y decirte que has logrado entrenerme un buen rato.
Genial.
Besitos.

seo dijo...

estoy de acuerdo contigo. nunca se debe ignorar una historia porque nunca sabes si sera cierta

linda historia y un final muy visceral ;)

Ruth dijo...

Felicidades Rocio, has sabido en poquitas lineas capturar un mensaje y hacérnoslo llevar. Yo por si acaso procuraré no hacer oídos sordos a según que leyendas.

Fantástico Relato.

Besos guapetona.

Yuuko Emeraude Greengold dijo...

Me encantó!! Un cuento precioso sobre cómo nosotros mismos nos creamos nuestras propias desgracias si no respetamos la vida.

Y yo también me quedo con la frase del final me encantó ^^ NO IGNORÉIS NUNCA LAS HISTORIAS POR SI ACASO RESULTAN CIERTAS jejeje un abrazo :)

Autores Reunidos dijo...

Uf, Rocío, terrible maldición.
Es mejor pensar en no saltarse ninguna... Por si acaso.
Enhorabuena por tus letras, linda.
Un beso
Natacha.

Julio dijo...

Rocío, un relato estupendo.
La conciencia es una sombra difícil de eludir.
Enhorabuena

Pilar dijo...

Muy interante tu relato amiga Rocío.
Seguramente ese dicho... "tiene mala sombra..." viene de esta que nos describes, porque mala es un rato!!!
Me ha encantado.
Besitos, guapa.

Pilar