ESTAMOS PUBLICANDO AHORA LOS RELATOS DE: GÉNERO: "LIBRE"; TEMA: "EMPECEMOS JUNTOS".

ÓRDEN DE PUBLICACIÓN EN EL LATERAL DEL BLOG. DISFRUTAD DE LA LECTURA, AMIGOS.


lunes, 17 de agosto de 2009

UNA VIEJA LEYENDA

Noe- Pronto tendré que irme, anochece. Y creo que ya… no volveré.

Jaime- Por favor, no empieces con eso otra vez. No puedo soportarlo.

Noe- Lo siento, Jaime. Mi padre se ha enterado de que vengo cada tarde a verte. Me ha prohibido que lo haga nunca más.

Jaime- Pero ¡No puede hacerlo! Yo te amo y sé que tu a mi también me quieres. Noe, ¿me quieres, verdad?

Noe- ¿Qué si te quiero? Te amo como nunca lo hice antes, pero ya sabíamos que lo nuestro no tenía futuro… Esto tenía que pasar tarde o temprano… mi gente no comprenderá…

Jaime- ¡No me importa tu gente! Necesito tenerte cerca. Eres… tan… hermosa. No puedo imaginar mi vida sin ver tus cabellos de color cobre, tus ojos grises…

Noe- Por favor… para ya. Me duele.

Jaime- ¿Sabes? Cuando era niño recorría esta misma playa. Pensaba en cómo sería el amor. Planificaba mi vida. Y nunca imaginé que el amor fuera esto…

Noe- Y… ¿Qué es?

Jaime- Venir cada tarde a esperar que aparezcas. Y cuando diviso una mancha lejana de espuma, en el centro del mar, sé que estás ahí. Que ya vienes, y entonces, el corazón se me sale por la garganta…

Noe- Si, mi corazón también galopa sobre el mar. Y, a veces, quisiera correr sobre él, para llegar antes. Quisiera tener unas piernas como las tuyas y caminar a tu lado sobre la arena… Como hacen todos los enamorados. Quisiera amarte como ellos. Tal como tú me has contado. Acogerte entre mis piernas y sentir el azote del placer en mi espalda.

Jaime- No lo entiendes Noe. No necesito hacer el amor contigo. Me basta con tenerte cerca, mirarte y acariciarte para sentir ese azote del que hablas. ¿No lo sientes tú también?

Noe- ¡Pero eso no es todo! No podré darte hijos… No soy una mujer… cada noche he de volver al mar…

Jaime- Nada sería más hermoso que tener un hijo contigo, pero renuncio a eso y a todo lo demás. No puedes abandonarme ahora… ¡Dios! ¿Es que no hay nada que yo pueda hacer? ¿Nadie puede ayudarnos?

Noe- He oído comentar a los míos una historia que quizá…

Jaime- Qué historia, dime…

Noe- Verás, dicen que en el pueblo, ese que está al final de los riscos, vive una mujer muy vieja que, hace años, perdió a su hijo. El se enamoró de una sirena. Dicen que ahora ellos están juntos, que él nunca volvió… Su madre tal vez sepa algo que…

Jaime- Está bien, iré a verla. Es nuestra única esperanza ¿Crees que será posible? ¿No será solo una vieja leyenda?

Noe- No, mi pueblo no miente como los hombres. Si dicen que están juntos… así será…

Jaime- Mañana volveré a buscarte, amor mío. Y, cueste lo que cueste, no volveremos a separarnos.

Pasaron los años y nadie vio a Jaime nunca más… Una suave mañana de primavera, un niño con su abuela pasean por esa misma playa…

- ¡Abuela! Mira que piedra más rara. Parece un hombre ¿Verdad?

- Si hijo, dicen que lo es…

- que es… ¿qué?

- Pues eso, un hombre.

- ¿Y cómo puede ser una piedra un hombre?

- Pues… dicen que él se enamoró de una sirena...

- Abuela… venga, no seas rollo.

- Qué si… escúchame. Te lo voy a contar. Como te he dicho, un hombre se enamoró de una sirena, pero el mar se enfureció. El mar no permite que nadie le robe nada…

- ¿En serio?

- Si, entonces… una noche que él vino a llevársela, le convirtió en roca. Y dicen los viejos del lugar, que cuando por las noches sube la marea, y el mar cubre la roca por completo, se siente seguro y deja que la sirena y el hombre estén juntos, que se amen… Pero cuando el mar ha de retirarse y dejarle libre, vuelve a convertirlo en roca para que no se lleve el corazón de su sirena…

- ¿Por eso parece que mira hacia el mar?

- Si, hijo, mira al mar esperando que llegue, le envuelva y le cubra, y así... poder amar a su sirena…

Natacha.

15 comentarios:

CAMINO dijo...

bueno, me quede sin palabras, como siempre amiga, me encanta.

felicidades.

Maria Rosa dijo...

Tierno, Triste como los amores imposibles, me gustó mucho
besos
María Rosa

sinkuenta dijo...

Siempre consigues hacernos soñar!!! un abrazo fuerte

Natacha dijo...

Gracias a las tres. Es solo un cuento... un cuento de los de siempre...
Un beso, lindas
Natacha.

Pedro dijo...

Magnífico cuento, amiga Natacha, como nos tienes acostumbrados. Tiene todos los ingredientes de las mejores leyendas de amor.

Besos.

Antiqva dijo...

Amiga, pero donde estoy yo con estos pelos, que mi amiga Natacha saca un cuento (y veo que a mi me toca ya mismo) y uno totalmente despistado y ajeno... Ay, Señor...

Natacha, este cuento me recordo un viejo mito griego: el de Ceix y Alcione, que siempre me encantó...

Claro que jamas conocere a quien escribio el mito de Ceix y Alcione, y sin embargo si conozco a la querida autora de este cuento.

Un abrazo fuerte, amiga

Aldhanax Swan dijo...

Qué precioso cuento, muy bonito!! Me dejaste sin palabras.
Besitos

venus dijo...

Amiguita que hermoso relato lleno de tanta ternura y amor...Me encanta leer la tristesa que plamas las letras pero sim embargo estas mismas inspiran un aire de dulzura Y DE AMOR QUE SIENDO UN PACTO SE COMPARTE ENTRE DOS...UNA ABRAZO Y GRACIAS POR HACERNOS SOÑAR UNA VEZ MAS

isis de la noche dijo...

Ay!!

Qué lindo es imaginar el amor entre seres de mundos diferentes ;)

¿Qué cosas no????

Al final, nos regalas esperanza, mi querida Natacha..

Pues que así sea.. Y que el amor sea posible para los valientes que no tienen miedo, para quienes ningún sacrificio es alto si se trata de abrazar por siempre a su otra parte...

Me voy suspirando jeje

besos amiga!!!

Marinel dijo...

En este cuento,es el hombre el que espera en el mar el regreso de su sirena en cada anochecer.
Me recuerda esa sirena de bronce de Copenhague,tan puesta ella de cara al mar...
Aunque ésta era embrujadora de marineros, y la de tu cuento,era enamorada.
Es precioso,Natacha.
Un amor imposible,que para hacerlo posible hay que sacrificar hasta la vida...
Bonito de verdad,princesa.
Besos

Autores Reunidos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Natacha dijo...

Pedro, Antiqva, Aldhanax, Venus, Isis, Marinel....
Sois maravillosos. Gracias por vuestras benévolas críticas...

Tengo que decir que este relato lo escribí hace muchos años, cuando trabajé en una emisora de radio, en la que hacíamos dramatización radiofónica y este texto se emitió con una bella ambientación de mar y música...
Quise sacarlo del baúl para compartirlo, a pesar de no tener una calidad a la altura de la vuestra.
Gracias, queridos. Qué facil es todo con vosotros.
Natacha.

Hiletrados Creativos dijo...

Bello relato, muy romántico, delicioso

Calvarian dijo...

Preciosa historia la de la sirena. Un destino fatal o quizá no, el de los enamorados...

Bésix

Julio dijo...

Natacha, que bien contado.
Un abrazo