ESTAMOS PUBLICANDO AHORA LOS RELATOS DE: GÉNERO: "LIBRE"; TEMA: "EMPECEMOS JUNTOS".

ÓRDEN DE PUBLICACIÓN EN EL LATERAL DEL BLOG. DISFRUTAD DE LA LECTURA, AMIGOS.


martes, 14 de abril de 2009

EL MOMENTO

ELLA: No me gusta esta tipo de música… Bueno, solo me gusta una canción...
ÉL: ¿Cuál?
—Una canción que una vez me dedicaron…
—¿Todavía te acuerdas?
—Sí… Me acuerdo de eso y de muchas otras cosas.
—No importa… De todas formas bailemos… Me encanta cómo bailamos los dos…
—¿Por qué?
—No sé… Los movimientos fluyen, nos sincronizamos perfectamente…
—Son nuestros cuerpos… Se han acostumbrado tanto… De eso debías darte cuenta antes de pasar toda la noche bailando con todas menos conmigo ja ja…
—¿Estás celosa acaso?
—Ya sabes que yo nunca siento celos...
—¿Porque no puedes? ¿Porque yo solo fui una aventura y nada más? Ja ja…
—¿De dónde sacas eso?
—Es lo que escribes… sobre nosotros…
—Nunca he dicho eso… Tal vez entendiste mal.
—¿Ah sí? Pues no lo creo.
—Vaya… ¿Por eso has estado tan extraño últimamente? ¿Por eso te has portado tan mal conmigo? ¿Y es así cómo me lo dices, aquí y ahora entre toda esta gente, después de tanto tiempo de hacerme sufrir con tu indiferencia y frialdad?
—¿Sufrir? Solo se sufre por alguien que se quiere…
—Tú sabes que te quiero…
—No lo creo… Tus palabras lo dicen todo perfectamente: El amor de tu vida es otro… Aquel a quien nunca dejarías por “una aventura”… Aquel de quien nunca hablamos… “El innombrable”. Ja… Esas fueron tus condiciones ¿no? Nunca hablar de “ellos” y no involucrar sentimientos… Y, según veo, para ti ha sido muy fácil.
—No. No ha sido fácil. Al comienzo quizá… Pero tú sabes que no he podido evitar amarte.
—Pero escribes todo lo contrario. Y me ha dolido tanto leer lo que sientes con respecto a los dos, que no he podido reaccionar de otra forma más que cambiar mi actitud hacia ti y no darte ninguna explicación. Porque no ha sido nada fácil saber que no me quisiste, que no dejarías nada por mí, que todo lo que vivimos no ha significado nada…
—Estás tan equivocado… ¿Por qué nunca lo hablaste conmigo? Te hubiera explicado que mis sentimientos no corresponden a tu interpretación de mis palabras… Aunque pienso que no es necesario porque a pesar de nuestro “acuerdo”, te he demostrado de sobra que te quiero… Y aunque nunca me lo has dicho, ahora veo que tú también…
—En primer lugar, yo nunca te quise.
—Eso es mentira…
—Es cierto… Yo nunca te quise…
—¿Y entonces por qué estás tan dolido? No te creo. Eso es mentira…
—Es verdad: yo nunca te quise… YO TE AMÉ…
—¿Y por qué nunca me lo dijiste?
—¿Para qué? Tú has dejado las cosas muy claras entre los dos, en innumerables ocasiones…
—¿Y todas las cartas que te escribí? La forma en que me entregaba a ti cuando hacíamos el amor, ¿eso no te decía nada? ¿Y cuando te decía que te quería, mirándote a los ojos, aún sabiendo que nunca me dirías lo mismo? Sin esperar que me dijeras lo mismo…
—Cada vez que hacíamos el amor yo sentía que eras mía por completo… En cuerpo y alma… Pero después nos despedíamos y nada cambiaba… Cada uno seguía con su vida.
—Los dos sabíamos las reglas del juego… Y los dos nos arriesgábamos a enamorarnos…
—¿Te das cuenta? Lo sigues diciendo: para ti todo fue un juego.
—Si tanto me amabas, ¿por qué te comprometiste con ella? Te vas a casar ¿no?
—Porque no me dejaste otra opción…
—Tu reclamo no es justo. Yo nunca supe lo que estabas sintiendo…
—¿Ah no?... Y las tantas veces que hicimos el amor, ¿acaso no lo notaste? Te amaba con todo lo que soy… El problema es que contigo todo ha sido tan mágico… Tan diferente… Siempre tuve miedo de perderlo y cuando sentí ese miedo supe que te amaba… Que no había podido seguir tus reglas… “Lo siento”…
—No seas irónico… Tú sabes que yo también te amo… Y no seas injusto… Para mí ha sido más difícil que para ti, pues al menos tú no vives con ella...
—¿Más difícil? ¿Y crees que para mí ha sido fácil ocultarle todo el tiempo lo que siento, tratar de no pensar en ti, de estar presente y no con mi mente recordándote?
—¿Te das cuenta? Si tan solo me lo hubieras dicho, yo…
—¿Tú qué? ¿Lo hubieras dejado todo por mí? Respóndeme solo eso…
—Yo… No lo sé… ¿Cómo esperas que te responda eso ahora? Yo no tenía idea de lo que sentías mi amor… Yo… Si tan solo me lo hubieras dicho…
—¡Pero si hasta te dije que quería un hijo contigo! ¿Eso no te sugirió algo?
—No sé qué decirte…
—No importa… De todas maneras esa será una de las cosas que no pudieron ser… De las cosas de este amor que nunca debió pasar… Como tantas veces lo escribiste…
—No puedo creer que hayas sido tan ciego… Que no hayas podido ver lo evidente… Yo te amé y te lo dije de muchas formas. Te lo dije conforme este amor iba creciendo… Te lo decía siempre, a pesar de que tú nunca me demostrabas que sentías lo mismo por mí… Porque nunca necesité una razón para amarte ni pretendí ponerle condiciones a este amor… Te amé de todas las formas que puede amar una mujer… Sin esperar nunca nada… Y todo lo que me lo dices ahora es… Me lo dices ahora cuando ya es demasiado tarde…
—¿Por qué? ¿Por qué es tarde? Ya no importa la conversación de esta noche… No importa las cosas que no dije o que no entendí… Te espero en unas horas, en el lugar de siempre, tú con tus cosas y yo con las mías… Y que pase lo que tenga que pasar…
—¡¿Qué?!
—Sí… Si estás ahí, comenzaremos una nueva historia… Diferente a la que cada uno había escrito de lo que sería su vida… Si no estás, lo entenderé… Y nada cambiará entre nosotros. Solo que así sabré que lo que puedo tener de ti es lo que he tenido hasta hoy… Y no me parecerá poco… Es lo que me puedes ofrecer... Y ahora sé que eso es amor… Aunque no estemos juntos.
—Pero… ¿te das cuenta de lo que me estás pidiendo? Pertenecemos a mundos tan diferentes… ¿Tú crees que tú y yo…
—No sé. Realmente no lo sé… Solo hay dos opciones: o estás ahí en unas horas y lo averiguamos… O no. Y si no estás, nos veremos después y no hablaremos sobre esa posibilidad…
—No puedo creer que me estés diciendo esto…
—¿Por qué mi amor? Entonces dime… solo dime si no es el momento para los dos…
—No mi amor… No lo es… A pesar de que nunca seré tan tuya como lo soy ahora…

…Hay amores que tienen que acabarse para ser eternos…

Isis de la Noche

17 comentarios:

Reina dijo...

Ufff, Isis!!!! Impresionante!!

Me ha parecido una situación tan real, como si la hubiera vivido... (¿o la he vivido?)

Y el final..., triste, pero también creo que hay amores que deben terminar para ser eternos, en el recuerdo.

Muy bueno. Besos

Pedro dijo...

Es lo que pasa cuando supeditamos todo nuestro ser a las efímeras y simples palabras, en vez de hacerlo desde los sentimientos y la consciencia, que nunca se equivocan.
El amor está mucho más allá de todo eso, de las palabras, del tiempo, de la distancia... hay que aprender a captarlo tal como es, sin más.
Vaya, lo que me has hecho decir con tu relato, y lo que me guardo... hay para todo un debate.
En definitiva, una historia para pensar y reaccionar. Felicidades.

Un beso.

Mª JOSE. dijo...

El amor hay que sentirlo,no supeditarlo anada ni cuationarlo,sólo así se podrá amar.

21 GRAMOS DE ALMA dijo...

ISIS , QUE BELLO RELATO ADEMAS DE REAL , ME ENCANTO DE VERAS ,CUANTAS VECES PENSAMO@S QUE NO NOS AMAN PORQUE NO LO DICEN Y NO VEMOS EL RESTO DE LOS MENSAJES SIN PALABRAS QUE NOS MANDAN SIN PARAR ,¿ SERA CIERTO QUE EL AMOR ES CIEGO ? BESOS TESORO Y FELICIDADES ,ME GUSTO MUCHO .

Insthar dijo...

Me ha gustado mucho .... ha sido tan real, que ya me veia cogiendo las maletas para irme con Él,jeje.
Necesitamos todo, escuchar esas palabras y sentir el calor de un cuerpo amado....
Enhorabuena Isis.
Un besito

Pilar dijo...

Isis,¡¡¡.Precioso...!!!
Ufff, que intenso!! tengo la impresión de haberme quedado sin aliento mientras leía tu relato...
Decir " te quiero " puede ser tan sencillo, como imposible dependiendo de la situación.
Enhorabuena, me ha encantado.
Un beso.
Pilar

Marinel dijo...

Caramba Isis, un amor condicional, sn duda...
Un amor que se da en la medida que sabe puede darse,no exento de dolor, por saber que nada más puede dar de sí,pero con una claridad meridiana que raya lo irracional...o quizá es demasiado racional y eso conlleva sus limitaciones...
Triste y sin embargo, hermoso amor clandestino.
Amor al fin.
Besos,Isis.

Leinad23 dijo...

Dios Isis, como me meto en tus palabras, y como me siento identificado con ellas, creo que al igual que tu dijiste vemos las cosas muy parecidas. Un beso

Autores Reunidos dijo...

¡Por dios! qué tristeza... creo que yo iría corriendo, jaja. Hay amores que por mucho que te resistas, tal vez al final, lo mejor sea sucumbir... No lo sé...
Es un texto desgarrador.
Un beso Isis, escribes con auténtica pasión.
Natacha.

Antiqva dijo...

A ver si va a resultar que, al final, el Amor no es UNO...

¡Que pedazo de historia, amiga!

Digo lo mismo que Reina: "Impresionante", aunque da un poco de miedo...

Un abrazo, amiga Isis

Radamanth dijo...

waoooooooooooooo, me he metido de lleno en el papel y casi me he asustado y todo, un amor con condiciones, una amor con cortapisas, clandestino, al final esos amores son eternos pero no se viven,mas que en el recuerdo... un relato sublime

El corazón de Atalanta dijo...

las mejores relaciones son las que siempre permanecen en el recuerdo

precioso

un beso!

Hombre de Neanderthal dijo...

qué romántico!

AHEO dijo...

Extremadamente real :D Felicidades
Un abrazo Isis.

Haydeé :)

kuoremio07@gmail.com.ar dijo...

Es un relato romántico, sensible, muy real a puro sentimiento!! me encantó, besos Isis!

@Patrulich dijo...

Isis, qué belleza de texto!
Me he quedado pensativa, por lo reales de tus palabras finales "Hay amores que tienen que acabarse para ser eternos…" Contundente, ojalá no sea en todos los casos así...
Me ha encantado.
Un beso gigante

Calvarian dijo...

Menuda discusión sobre sentimientos jeje.
Besix