ESTAMOS PUBLICANDO AHORA LOS RELATOS DE: GÉNERO: "LIBRE"; TEMA: "EMPECEMOS JUNTOS".

ÓRDEN DE PUBLICACIÓN EN EL LATERAL DEL BLOG. DISFRUTAD DE LA LECTURA, AMIGOS.


lunes, 3 de noviembre de 2008

TREN HACIA LA FELICIDAD

Sentada en el tren veo el paisaje pasar, un paisaje que no sé si volveré a ver o no, pues este billete tiene ida pero no vuelta. Quiero cambiar mi vida, me agobia todo lo anterior, mi trabajo estresante de secretaria, mi novio acaparador, mi madre que todo lo que hago parece que salga mal..

He cogido las maletas sin avisar a nadie más que un post-it en la nevera, he puesto “me voy de viaje necesito tiempo para mi, ya llamaré un beso ”Tengo tropecientas llamadas en el móvil que no pienso contestar pues quiero llegar primero a mi destino".

Me dejo envolver por la música a la vez que veo el paisaje pasar a toda velocidad.

()musica

“Me vestí de traje y luego en el parque arranqué una flor, me monté en un tren que según me dijeron llevaba a tu corazón, pero me quedé dormido y llegue hasta la ultima estación y allí no había nadie tan solo estaba yo...” “..ya no queda nada más decir que adiós y eso me duele..” Esta canción siempre me identificó ahora quedaba eso decir adiós, y voy a la última estación que este tren me permite Sevilla, una ciudad que espero que me devuelva la felicidad.

Entre canción y canción el viaje se pasa volando y eso que son ocho horas de tren, con Alex Ubago envolviéndome con sus letras, su música... Al menos sé que llego allí y tengo trabajo y un lugar donde dormir gracias a mi amiga Verónica que me acoge por un tiempo. Al menos no estoy sola del todo pero esto es una gran aventura para mí, nueva ciudad, círculo de amigos, lejos del calor de la familia, a valerme por mí misma y para comprobar si ese novio que tengo es o no la persona que quiero a mi lado, si necesito volver será que es nuestro destino y sino seguiré adelante mi vida.

Al fin llego a la estación y la ciudad me envuelve con su encanto, mi amiga vive cerca de la catedral en pleno centro, al ver todo esto creo que conseguiré ser feliz en esta aventura que es el vivir. Pienso descubrir esta ciudad rincón por rincón un poquito cada día todos sus encantos pues no hay nada mejor que conocer bien el lugar donde vives. Para mí es la ciudad perfecta para vivir, sus gentes, su calidez y alegría y lo bonita que es... Sevilla pienso disfrutarte, vivirte, sentirte, ser una más de tu comunidad de gente.

Empieza para mí una nueva aventura vivir sola, por el momento no echo a nadie de menos, soy feliz, mi amiga Verónica me recibe con los brazos abiertos y con su gracia andaluza ¡ainss que acento! Llegará el día que se me pegue y todo lo sé.

Tengo unos días libres antes de empezar a trabajar, seré una turista más pero una turista que a diferencia del resto se piensa quedar a vivir aquí, en esta bonita ciudad que te acoge como si vivieras aquí de por vida.

Tiro la vista atrás y veo mi oficina con un montón de papeleos, mi novio que no me deja ni salir y todo el día está llamándome a ver qué hago y mi madre que si puedo ser más que una simple secretaria. Ahora miro delante de mí, estoy en un parque el de María Luisa, se respira paz, tranquilidad, respiro hondo y disfruto de este aire tan puro que en mi ciudad no lo tenía, qué delicia y ese piar de pájaros de fondo y mi amiga diciéndome que todo irá bien y que si aquí seguro encuentro hasta el amor de mi vida.
Pero eso ahora no me preocupa, me preocupa vivir feliz disfrutando de los pequeños detalles, si en esta aventura se tiene que cruzar el amor conmigo que lo haga pero no lo andaré buscando. Mi amiga se me queda mirando diciendo:

—¡Qué fuerte eres amiga mía!

Y le contestó:

—Fuerte te hace la vida con sus desengaños y me he llevado tantos que no dejaré que me hagan daño, que me manipulen o dispongan de mi, ahora soy dueña de mi propia vida.

De repente suena el móvil de nuevo, es mi madre:

—¿Dónde te has metido loca?

—Estoy en Sevilla.

—¿Qué? ¡Vuelve en el próximo tren desagradecida!

—Lo siento lo he decidido este billete no tiene vuelta mamá, se feliz aquí llevo unos minutos y ya lo soy, ya te llamaré…

Nada más oírla como empezaba de nuevo a mandar sobre mi pensé que tenía que quedarme y probar mi felicidad en esta bella cuidad. Sevilla ya te considero mi casa, mi viaje acaba aquí.

Dedicado a la ciudad de Sevilla que he visitado en dos ocasiones y me ha encantado.

Esther

14 comentarios:

Pedro dijo...

Todos deberíamos de tener la oportunidad de comenzar una nueva vida en algún momento... o la valentía.
Esa es una sana costumbre.
Muy buen relato.

Autores Reunidos dijo...

Esther, desde luego con este texto te entran ganas de coger el próximo tren... Abandonar todos los agobios y empezar de nuevo.
Me has hecho sentir esa sensación de libertad y aventura.
Un texto fresco y optimista. Me ha encantado, cielo.
Gracias por este viaje a Sevilla y por la esperanza que emana de él.
Un beso, linda
Natacha.

Marinel dijo...

Esther, muy bonito viaje de ida.Una decisión tomada a fuerza de ansiar la libertad sin cortapisas.
Un viaje donde las únicas compañeras son la preciosa música y la valentía.
Un lugar que espera con los brazos abiertos ofreciendo todo aquello que se desea vivir al menos una vez en la vida.Y se dice siempre que dos mejor que una...
Me ha encantado la naturalidad con que lo narras.
Besos.

Jorge Fenix dijo...

Es un viaje que termina donde empieza otro: el viaje dia por dia a traves de una nueva vida. Un relato interesante con el cual muchos podrian identificarse.

Esther dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Pedro es verdad que a veces falta el valor suficiente para hacer según que cosas, por miedo al qué dirán ..La protagonista como ves venció ese miedo.

Natacha si he querido transmitir esa sensación de ser libre y más en una ciudad como Sevilla que me encanta..

Marinel gracias,es asi como vida solo hay una ,la protagonista piensa que debe aprovecharla cumpliendo sus deseos..

Jorge Fenix es verdad muchos dan ese paso alguna vez y emprenden ese viaje solitario para iniciar como bien dices uno que continua el resto de sus días,es más bien como un cambio de rumbo dentro del viaje de la vida..

Besos a todos

@Patrulich dijo...

Esther, leyendo tu relato a mí también me dieron ganas de viajar lejos, aunque sea transportándome con mi pensamiento.
Bravo por esa chica valiente!
Un beso grande.

Leznari dijo...

Esther que bonito relato,me ha gustado, cuanta gente hay que vive lo mismo y no se atreven a coger un billete de ida a algún sitio.
Excelente.
Un saludo.
LEZ

Noche dijo...

Sólo es cuestión de desición...y los cambios se logran.

Bonita ambientación musical.

:)

Esther dijo...

Patrulich gracias,a veces es bueno evadirse aunque sea de pensamiento y luego volver a la realidad..Besitos.

Leznari me alegro que te haya gustado,es verdad no todo el mundo se decide.. si lo hicieran seguramente serían más felices.besos

Noche es verdad, es querer dar el paso. La música es de mi cantante favorito Alex ubago :).besos

Antiqva dijo...

Ay, Sevilla, mi querida Sevilla, y un relato muy bello, que mas puedo decir...

Felicidades por este viaje tan hermoso.

Fair Lady dijo...

Yo también saqué un billete de sólo ida.... y aquí estoy, jamás volví:-) Veo que la protagonista no se quedó en Sevilla, posiblemente ese novio fue la razón de su vuelta, no? Sea lo que fuera, me alegro que encontrara la felicidad de nuevo.

Me ha gustado tu viaje Esther, un besito.

AHEO dijo...

Tu relato está lleno de entusiasmo, decidir cambiar de vida siempre lleva este sentimiento... después de todo siempre debemos caminar con la felicidad como compañera...
Me has dejado con muchas sonrisas :)
Haydeé

Esther dijo...

Aunque más tarde me di cuenta de vuestros comentarios antiqva,fair lady y aheo,gracias también por vuestras palabras.

Antiqva para mi Sevilla despues de mi ciudad Valencia es de lo mejorcito que he visto en España.

Fair lady este viaje es de sólo ida se queda en Sevilla,la madre la llama y le dice que decide quedarse allí a ser feliz.Me alegro que tu viaje de ida te llevara a la felicidad

Aheo me alegro de haber provocado en ti sonrisas.

besitos a los tres

Autores Reunidos dijo...

Amiga Esther.

También tú llevas tu propio estilo. Aunque cada autor tiene el suyo, pero quizás por la cercanía de leerte lo cojo y entiendo más rápidamente.

Tierno sin dudas, entretenido, alegre, ameno y cautivador. De principio a fin lleva buena nota de lo que parece ser una vivencia absolutamente real y, además del lugar, demuestra que caminar y elegir es a veces lo mismo...

Besos, cielo.

Emig