ESTAMOS PUBLICANDO AHORA LOS RELATOS DE: GÉNERO: "LIBRE"; TEMA: "EMPECEMOS JUNTOS".

ÓRDEN DE PUBLICACIÓN EN EL LATERAL DEL BLOG. DISFRUTAD DE LA LECTURA, AMIGOS.


miércoles, 4 de febrero de 2009

DESPERTAR



Yo estaba atrapado en la pre-realidad, esa a la que acostumbramos llamar sueños. Al despertar conservaba vagos recuerdos: imágenes y sensaciones de algo que parecía real. Yo era un samurái en sus últimos momentos. Me hacía el harakiri, no recuerdo la razón. Debía ser alguna mancha en el honor de las que esos personajes lavaban con su propia sangre.

Después de clavar el afilado y frio metal en mi propio cuerpo, tomaba plena conciencia de lo inevitable: el más allá inminente, sin marcha atrás; la luz, el destino que me correspondiera, cielo o infierno. Tuve un último deseo: tener una nueva oportunidad.

Tras ese último deseo desperté a esta realidad, ésta de la cual estamos tan seguros como lo estamos de los sueños mientras dormimos. He estado dormido. ¿Por cuánto tiempo? ¿Ocho horas? ¿Treinta años? Estuve en lo más profundo del sueño y poco a poco fui despertando gracias a la meditación, el autocontrol y la compasión.

¿Era solo un sueño? ¿Qué es un sueño, mas que un paso previo a la realidad, una posibilidad abierta? Los padres sueñan con tener hijos antes de tenerlos, los ingenieros sueñan con nuevas maquinarias antes de crearlas y los autores, con nuevas obras y personajes. ¿Soy el sueño de un samurái hecho realidad? ¿Una nueva encarnación que me permite aprender, corregir defectos, ganarme un mejor destino?

Sepa quien encuentre estas líneas que mientras pasaban las horas he comprendido dos cosas. Primero, que las imágenes de esa supuesta vida anterior no eran tan ilusorias como al principio pensaba. Segundo, que las cosas que me rodean no son tan reales como las creemos.

Está sucediendo algo increíble mientras escribo estas líneas: el mundo a mi alrededor parece cambiar, como si se volviera transparente, como si dejara caer sus máscaras para dejarse ver como realmente es, cuando resulta que soy yo el que cambia. Creo que ya se como referirme a este suceso: estoy despertando. Como suele suceder, el hecho de tomar conciencia de una ilusión permite superarla.

Cada vez me cuesta más escribir, limitarme a estos símbolos que formaban parte de la prisión de mi mente. Estoy alcanzando otra forma más elevada de existencia, y no hay palabras para describirla. Solo puedo agregar una cosa: esa oportunidad por la que rogaba el samurái, ha sido muy bien aprovechada.

Jorge Fénix

12 comentarios:

Calvarian dijo...

Quizá tu sueño te esté ayudando a despertar a otra realidad. Y si ésta es un nuevo sueño???

Abrazos

Marinel dijo...

Una realidad ficticia???
¿Un sueño hecho realidad ensoñadora donde ser de nuevo,pueda ser una segunda oportunidad en esta realidad que ignoramos si es sueño?
Sea como fuere,la esencia de saberse,de estar preparado para cualquier suceso venido del sueño, es un canto al optimismo, al deseo innato de seguir permaneciendo de la manera que sea en esta incógnita que es la vida.
Muy bien hilvanado como siempre, y también como siempre...para pensar.
Me ha gustado mucho,Jorge.También como siempre.
Besos.

Pedro dijo...

Acabo de soñar que he leído un relato muy hermoso y cautivador, hablaba de un samurai suicida, o algo así. Sea como fuere, para mí ha supuesto una revelación, al igual que para el protagonista del relato.
Aunque pensándolo bien, quizás fuese yo mismo.... o quizás siga soñando.
Bueno, lo has conseguido, me has dejado intrigado, además de perplejo.
Muchas gracias.

Un abrazo, de samurai a samurai.

Jorge Fenix dijo...

Gracias por estos comentarios, me puse a escribir y pensar sobre qué seria soñar y qué seria lo que llamamos relaidad. Me gusta cuando un relato además de gustar, invita a pensar.
Saludos a todos.

deva dijo...

La realidad es esa cosa paralela que pocos ven y sin embargo está...que bueno que los sueños nos la acerquen y que malo que sigamos sin verla...
Siempre tenemos oportunidades de cambiar nuestra percepción y con ello el destino.

Abrazos

Reina dijo...

Jorge, impecable, como siempre; ¡cómo me ha gustado esa mezcla de sueño y realidad despertar, duermevela!; qué queremos de los sueños? ¿que sigan siendo sueños o que se hagan realidad al despertar? Porque si se hacen realidad, ¿se convierten en un sueño perdido o en un deseo ganado o cumplido?

Un beso

isis de la noche dijo...

Me ha gustado tanto este relato.. Me recuerda a esa historia zen de un hombre que soñaba que era mariposa y cuando despertó se preguntó como podía estar seguro de que no era una mariposa que ahora soñaba que es un hombre...

Lo cierto es que la "realidad" no se limita a la existencia material o al mundo que nos es conocido. Tal vez abarque la creación entera... incluyendo todo aquello que no imaginamos siquiera...

Hay que poner atención al lenguaje de los sueños.. que nos puede revelar cosas tan maravillosas como las que nos cuentas en tu relato..

En especial la parte que más me gustó, en la que te refieres al sueño de la inconsciencia.. no es casual que digamos que alguien "ha despertado" cuando ha tenido un instante de luz, o cuando ha visto con su corazón algo que antes no veía...

Muy interesante.. he pasado un momento revelador leyéndote ;) Y el final es contundente: la oportunidad que pedía el samurai ha sido bien aprovechada... REALMENTE DESPERTÓ!!

un abrazo..

Jorge Fenix dijo...

Gracias por las observaciones. Me gustan los temas de pensamiento oriental. Los trato en uno de mis blogs recién creados. Un cuento zen es el que habla de quien soñaba ser una mariposa, y luego no sabia si era una mariposa soñando ser un hombre. Da para meditar.
Mis saludos a todos.

Autores Reunidos dijo...

Sueños dentro de los sueños... sueños que nos muestran realidades y realidades que se hacen sueño...
Un bello lío.
Gracias amigo, los sueños de este samurai...
Natacha.

Yinna Rincón dijo...

A veces necesitamos de miles de sueños para soportar nuestra realidad... para que incluso la realidad parezca un sueño... me encanto!

Esther dijo...

Me ha encantado tu relato jorge ese descubrir que la realidad a veces no lo es tanto y algunas ilusiones son más reales de lo que parecen..¿sabemos que es sueño realmente y qué realidad?.besos

@Patrulich dijo...

Es cierto que uno cambia y el mundo cambia también...
Me has dejado soñando... dijo pensando!

Muy bien escrito, Jorge.
Un abrazo.